Tuesday, September 11, 2007

11 de septiembre

Con el permiso de los que se lanzaron al vacío

prefiriendo ese infierno al fuego

hago este minuto de palabras por aquel viejo presidente

que se quitó la vida para no dársela al general

prefiriendo ese infierno al fuego.



Con el permiso de las dudas que quedan

-como pasaportes intactos entre los escombros de edificios-

dedico este otro minuto a los chilenos

que perdieron la vida construyendo una fantasía:

se lanzaron al vacío pretendiendo volar

como si no existiera el fuego

como si no existiera el infierno

que construyó el paraíso de las Torres Gemelas.

Un minuto entonces, para nosotros, desconsolados idealistas
que sabemos de la existencia del cielo y el fuego,
que queremos cocinar una última cena
en la terraza del infierno.

3 comments:

El Miope Mayor said...

Nítido. Buena contextualización histórica. Buen enlace "como si no existiera el infierno / que construyó el paraíso de las Torres Gemelas". Saludos.

Beba Marucci said...

Entre miopes el ojo avizor es rey? Dichosos los llamados a esa cena. Seguirá el autor en Cannibalia?

Eliceo D. Anslevide Díaz said...

"Un minuto entonces, para nosotros, desconsolados idealistas
que sabemos de la existencia del cielo y el fuego,
que queremos cocinar una última cena
en la terraza del infierno."

esto esta bien afuego