Monday, June 18, 2007

Maras

fotomontaje del cereal con foto de la ohdiosa


tu nombre y aquella vez
que te llamabas como demonios tentadores.
ahora una cifra de ausencia.

tu cabellera y aquella vez
que te movías como el aliento del tigre.
ahora el contorno de la lluvia.

y ahora que haz encontrado tu lugar
hay un fantasma leve como una sílaba
tratando de hacerse pasar
como un recuerdo que se aleja .

hoy es otro año otro clima.
cómo quisiera ajustar el objeto de tu peso en mi mirada.
quisiera nombrarte demonio tentador
cifra de lluvia, sílaba saltando del tigre
en su contorno sorprendido.

tu nombre y aquella vez.

26 de marzo de 2007

3 comments:

Sara Montenegro said...

Saludos.

Me encantó la imagen del tigre. Me recordó mucho a ese poema de Lizalde.

Gracias por su comentario en mi Blog. Claro que le doy permiso a publicarlo. Agradezco su interés en él.

Nos comunicamos.

ojo de sirena said...

el aliento del tigre,como realmente sera,verdad? un animal que ha sdo tan perseguido y atacado por nosotros,los humanos que pensamos.
dan deseos de bailar.es tuyo?

desvalijados said...

De "aquella vez" venimos, y a "aquella vez" vamos. Qué buen poema, y qué buen 'artefacto" la poesia para agarrar tantos fantasmas. Aunque ya no vuelvan (volviendo cada vez).